9.10.11

Caminando por el fondo del mar

La corteza oceánica es más densa y más delgada que la corteza continental, y muestra edades que, en ningún caso, superan los 180 millones de años. Se encuentra en su mayor parte bajo los océanos y manifiesta un origen volcánico. Se forma continuamente en las dorsales oceánicas y, más tarde, es recubierta por sedimentos marinos. Presenta una estructura en capas:
Fuente: Proyecto Biosfera
  • Nivel 1: Capa de sedimentos. Desde un espesor muy variable, 1.300 metros de media, pero inexistente en las zonas del eje de dorsal, hasta espesores de 10 km en las zonas que bordean a los continentes. 
  • Nivel 2: Lavas almohadilladas. Basaltos submarinos emitidos en las zonas de dorsal que, al sufrir un rápido enfriamiento, ofrecen superficies lisas y semiesféricas. 
  • Nivel 3: Diques Basálticos. Son de composición similar a las lavas almohadilladas y están solidificados en forma de diques verticales. Cada dique tiene un antiguo conducto por donde se emitía la lava que formó el nivel anterior. 
  • Nivel 4: Gabros. Representa material solidificado en la cámara magmática existente bajo la zona de dorsal. Este material solidificado alimentó los dos niveles anteriores. 
En la isla de La Palma, concretamente en el barranco de las Angustias adyacente al Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, se puede caminar por lo que era el fondo del mar de hace unos 4 millones de años, con sus magníficas lavas almohadilladas y filones o diques basálticos.
Un descanso en el camino

Lavas almohadilladas
Dique basáltico con pequeña disyunción columnar
En caso de lluvia o pronósticos de lluvia hay que renunciar a la excursión por el Barranco o la Caldera, porque la lluvia trae consigo muchos peligros, p.ej. desprendimiento de piedras. Además, si llueve mucho, el arroyo del barranco se convertirá en un torrente caudaloso e incalculable dentro de pocos minutos.

Durante los meses de invierno, habrá que renunciar completamente a una excursión por el Barranco de las Angustias, ya que el arroyo suele llevar mucha más agua que en el verano, apenas hay camino. Además, puede haber nieblas y las diferencias de temperatura entre la costa (20° grados) y las cumbres de la Caldera (a veces 0° grados) pueden llegar a ser extremas y no resultan agradables para caminar.
Related Posts with Thumbnails