9.5.10

Llevamos genes de los neandertales

Hace años ya se postulaba que pudo haber hibridación y, por tanto, intercambio genético entre neandertales y cromañones hace miles de años, por lo que se consideraba que eran subespecies de una misma especie biológica: Homo sapiens neanderthalensis y Homo sapiens sapiens. Posteriormente, esta idea se desechó y los antepasados cromañones pertenecían a nuestra especie, mientras que los neandertales constituían una especie distinta.

La idea de la hibridación se encontraba también en obras muy conocidas de divulgación, como "El Clan del Oso Cavernario" (1980), primera novela de la saga "Los Hijos de la Tierra", de la autora norteamericana Jean M. Auel, ambientada en la época paleolítica (resumen crítico de la obra)

Hace unos días, se ha revivido la idea del intercambio genético entre nenadertales y cromañones al publicarse el primer borrador del genoma de este primo de los humanos actuales, que demuestra que los habitantes de Europa y Asia lleva hasta un 4% de ADN neandertal. El trabajo es una confirmación casi definitiva de que ambas poblaciones se cruzaron y tuvieron hijos fértiles.

El estudio también aporta la primera lista de genes candidatos a definir qué diferencia a los humanos modernos de sus parientes extintos, como el neandertal. Algunos son claves para el desarrollo del cráneo y otros están relacionados con el autismo o la esquizofrenia, que podría ser una dolencia exclusiva de los sapiens. Son los primeros resultados de un trabajo en el que han participado decenas de investigadores europeos y estadounidenses durante cinco años.

Los investigadores han taladrado los huesos de neandertales que vivieron en Croacia, España y Rusia hace entre 70.000 y 38.000 años para extraer su ADN. Tres hembras de Croacia han servido de referencia para componer un borrador del genoma neandertal que abarca un 60% del total. Las secuencias se compararon con los genomas de cinco personas actuales: un yoruba y un san del oeste y el sur de África, un chino en representación de Asia, un papuano por Oceanía y un francés por Europa.

Los resultados han permitido intuir el lugar de la mítica hibridación. Desvelaron que tanto los asiáticos como los europeos han heredado de los neandertales una serie de secuencias genéticas que equivalen a una fracción de entre el 1% y el 4% del total de sus genomas. Los africanos, emparentados con poblaciones de sapiens más antiguas, no llevaban esas secuencias. Eso implica que el encuentro entre neandertales y humanos sucedió después de que los ancestros de los sapiens dejasen el continente negro.

Esto pone patas arriba la teoría de la Eva africana. Esta teoría propone que todos los humanos actuales descienden de una población primigenia que salió de ese continente y reemplazó a todos sus parientes: Homo erectus, H. heidelbergensis y neandertales.

Tampoco faltan los peros. "Es difícil de imaginar cómo los neandertales convivieron en Europa con los sapiens durante unos 15.000 años y que los europeos de hoy no muestren mayor cercanía a ellos que los asiáticos", opina Laurent Excoffier, investigador de la Universidad de Berna y valedor de la teoría de la no hibridación.

Lee el artículo completo en publico.es y el especial sobre el genoma del Neandertal (revista Science, en inglés)
Related Posts with Thumbnails