26.11.09

Fijismo Vs. Movilismo

·FIJISMO

Las primeras teorías fueron fijistas, cosa lógica si se tiene en cuenta que las montañas son relieves que sobresalen de la superficie terrestre.
En 1859 el geólogo americano Hall, publicó un largo estudio sobre la cordillera de los Apalaches. Observando en otras zonas llegó a la conclusión de que la formación de una cordillera era precedida por una profunda cuenca en la que se acumulaban espesores enormes (del orden de decenas de km.) de sedimentos, los cuales mantenían unas características uniformes como si se hubiesen depositado a la misma profundidad.
Como el deposito de una capa de sedimentos determina que la siguiente que se cae encima se encuentre a una profundidad menor, llegó a la conclusión de que para mantener la misma profundidad de sedimentación tenía que haber un hundimiento, al que llamó subsidencia.A las cuencas sedimentarias que por una rápida subsidencia reciben una gran cantidad de sedimentos y que por plegamiento y elevación originan cordilleras, se las llamó geosinclinales.
El origen de las fuerzas causantes de las cordilleras fue motivo de la emisión de varias teorías.
Debido al proceso de formación de una cordillera nuestro conocimiento de la evolución de un geosinclinal es puramente teórico, basado en las características de los sedimentos que lo rellenaron y en las deformaciones que sufrieron.
Aunque el proceso es continuo se pueden considerar 4 fases:

-Predominio de la subsidencia, con la acumulación de importantes cantidades de sedimentos. En estos se intercalan erupciones submarinas de carácter básico.

-Comienzo del plegamiento con la formación de una cadena montañosa, más o menos paralela a la cuenca, que divide al geosinclinal en una subcuenca cercana al continente llamada miogeosinclinal y otra alejada llamada eugeosincli-nal. La cadena montañosa se va elevando hasta que empiezan a emerger islas marginales donde se producen emisiones ácidas de lava. Comienza la erosión de las partes emergidas.

-Las isla marginales van aumentado su superficie y su altura, a la vez que continúa la erosión. Comienza a producirse en las zonas más profundas de la cordillera el metamorfismo que llevará a la anatexia formándose cámaras magmáticas que originarán un vulcanismo ácido. En el miogeosinclinal se producen depósitos de sedimentos procedentes, funda mentalmente, del continente.

-Se pliegan los depósitos del miogeosinclinal y se unen a la cordillera formada y los matriales plegados del eugeosinclinal. Contin-úa la erosión que permite la elevación del conjunto por reajuste isostático (se puede considerar que la corteza está fragmentada en bloques que se "hunden" en mayor o menor grado según el peso que soportan). Al cesar las presiones tangenciales se forman grietas que pueden llegar al manto y originar un vulcanismo básico.


·MOVILISMO

DERIVA CONTINENTAL.

La idea de migración o deriva continental es difundida en 1915 por Alfred Wegener. Según éste en el paleozóico las tierras formaban un único supercontinente al que llamó Pangea, rodeado de un sólo océano al que llamó Pantalasia. La masa continental se fragmentó en dos bloques (Laurasia el del norte y Gondwana el del sur) y estos en otros varios que se fueron separando lentamente. Para explicar el movimiento de los continentes se basa en su flotabilidad debido a su menor densidad respecto a las capas inferiores y a la acción de otros fenómenos como el de la rotación de la Tierra que permitirían que se moviesen como grandes barcos a la deriva.

Pruebas:

- Prueba topográfica.
Nos indica que los continentes se pueden acoplar geométricamente entre si, cuando tomamos la línea de los 2000 m de profundidad correspondientes al talud continental y no la actual línea de costa como se hizo en un principio.

-Prueba geológica.
Se observa que, por ejemplo, que las formaciones geológicas a uno y a otro lado del Océano Atlántico coinciden perfectamente si se unen Africa y Sudamérica. Así sucede con las rocas más antiguas de los escudos africano y brasileño y la sucesión de fases orogénicas y estructura de las cadenas montañosas de más de 300 millones de años.

-Prueba paleontológica.
Hay numerosos casos de la distribu-ción de los yacimientos de determinados fósiles que atestiguan que los continentes estuvieron unidos. No solamente nos permite explicar casos aislados de organismos antiguos sino también la actual distribución de algunos grupos. Solamente el movimiento continental nos puede permitir entender la distribución actual de los mamíferos.
Estos vertebrados proceden de un grupo de reptiles que aparecieron en Laurasia y poco a poco se fueron extendiendo y diversificando a la vez que proseguía la fragmentación. De esta manera se puede explicar la pre-sencia en Australia de organismos primitivos al producirse la separación de este continente poco después de la aparición de los primeros mamíferos.

-Prueba paleoclimática.
El estudio de los sedimentos entre 250 y 300 millones de años ha podido determinar la existencia de climas tropicales y desérticos en actuales regiones polares y de glaciaciones en las actuales regiones ecuatoriales y tropicales.
Estas zonas de climas antiguos que actualmente se hallan diseminadas por todo el globo, coinciden al unir los continentes en uno solo.
Se ha corroborado que los zonas climáticas han permanecido invariables.

-Prueba paleomagnética.
Si en un continente se realiza el estudio de la orientación de las partículas magnéticas en rocas de diferentes lugares de una misma edad para determinar donde se hallaba situado el polo magnético en esa época y se realiza el mismo proceso para saber la posición del polo en diferentes edades, se puede observar su migración a través del tiempo. Si en vez en un continente hacemos esto mismo en dos continentes, Africa y Sudamérica, por ejemplo, podemos encontramos que durante cierto período pueden no coincidir las líneas de migración del polo magnético calculadas independientemente en cada continente.
La incongruencia de que aparezca un mismo polo en dos lugares en un momento determinado desaparece en cuanto unimos los continentes ya que coinciden las dos líneas de migración.

-Prueba del movimiento actual de los continentes.
Todas las pruebas que hemos visto hasta ahora son indirectas, es decir, deducimos que los continentes estuvieron unidos, pero no demostramos que ahora se muevan.
En la actualidad se puede medir el movimiento de los continentes por el desfase de onda observado entre dos emisiones sucesivas de rayos laser al ser reflejados en reflectores coloca-dos en la Luna por las naves espaciales del proyecto Apolo.

1 comentario:

Javier E. Durán Leirado dijo...

Me temo que no te has enterado de lo que había que hacer, se trata de hacer un análisis, por lo menos algo crítico,de las teorías fijistas e indicar sus pros y contras y la razón de que se impusieran las teorías movilistas al final.

Por cierto, procura poner ordenado el texto a la hora de copiar y pegar, aunque más o menos ya lo he arreglado.

Related Posts with Thumbnails