18.1.11

Los tipos de suelos

Aunque la clasificación técnica y más completa de suelos es la establecida por la FAO, junto al ISRIC/World Soil Information y a la International Union of Soil Sciences, que han presentado una nueva versión (2006-2007) de la Base de Referencia para los Suelos del Mundo (World Reference Base for Soil Resources), y que es el sistema oficial de clasificación de suelos adoptado en la Unión Europea, a mí que soy un romántico (y parece ser que un poco antiguo) me gusta especialmente la clasificación de Kubiena, que ya tiene la friolera de 57 años cumplidos, y que según una estupenda web:

"Es una clasificación muy didáctica, las clases van desde los suelos poco evolucionados a los de mayor evolución. Establece tres grandes divisiones: subacuáticos (debajo de capas de agua), semiterrestres (con hidromorfía) y terrestres (para los suelos normales). Las clases se encuentran minuciosamente descritas y espléndidamente ilustradas. Se trata de una clasificación muy importante que marcó un hito en su tiempo aunque hoy ha quedado totalmente obsoleta".

Una selección de los principales suelos del atlas de Kubiena se verá en el siguiente álbum:


Suelos de España (Kubiena)


De todas formas, no quiero quedar muy mal y a continuación tenéis una clasificación más moderna y ecológica, basada en el grado de evolución edáfica condicionado por el clima u otros factores.
Y, por último, un estupendo mapa de suelos en España:

12.1.11

9.1.11

Los comienzos de la Geomorfología

William Morris Davis (12 de febrero de 1850 - 5 de febrero de 1934) fue un geógrafo, geólogo y meteorólogo americano, habitualmente conocido como el "padre de la geografía de América" y "padre de la Geomorfología".

Fue fundador de la Asociación de Geógrafos de América en 1904, y estuvo muy involucrado con la National Geographic Society en sus primeros años, al escribir una serie de artículos para su revista.

Su más influyente contribución científica fue el ciclo de erosión "normal" (también conocido como ciclo geográfico ideal), cuyos principios se definen a finales del siglo XIX, y que consiste en un modelo de cómo los ríos terrestres van modificando el relieve. A pesar de que el ciclo se considera hoy demasiado simplista, fue una contribución crucial a los inicios de la geomorfología como ciencia. En el modelo se sugiere que los ríos tienen tres secciones principales: curso superior, curso medio y curso inferior, cada uno de los cuales tiene distinto paisaje (juvenil, maduro y senil, respectivamente) y otras propiedades asociadas con la morfología del relieve:



La etapa final sería una penillanura (del latín paene = casi, y llanura), término que designa una amplia llanura casi uniforme, con ligeras desnivelaciones producto de una prolongada erosión y de la coalescencia de cuencas hidrográficas. Es un conjunto de vaguadas e interfluvios de escaso desnivel respecto de los valles, con algunos relieves residuales a lo largo de la cuenca de los ríos. La penillanura sería, por tanto, el resultado de la última etapa del ciclo geográfico producida por las aguas hidrográficas.

Este concepto fue desarrollado por Davis a principios del siglo XX. La utilización de este término implica la noción, actualmente motivo de serias objeciones, de una orogénesis a la que haya sucedido una prolongada fase de estabilidad tectónica sin rejuvenecimiento del relieve que hubiese permitido el normal desarrollo del ciclo geográfico.
Related Posts with Thumbnails