16.10.11

Dinámica litosférica

Aunque sé que me adelanto bastante, no me puedo resistir a poneros dos estupendas presentaciones (a pesar de que la primera es un tanto mareante por la abundancia de animaciones) que nos servirán para desarrollar los contenidos de la Unidad 2 del temario sobre la dinámica litosférica y sus consecuencias.


9.10.11

Caminando por el fondo del mar

La corteza oceánica es más densa y más delgada que la corteza continental, y muestra edades que, en ningún caso, superan los 180 millones de años. Se encuentra en su mayor parte bajo los océanos y manifiesta un origen volcánico. Se forma continuamente en las dorsales oceánicas y, más tarde, es recubierta por sedimentos marinos. Presenta una estructura en capas:
Fuente: Proyecto Biosfera
  • Nivel 1: Capa de sedimentos. Desde un espesor muy variable, 1.300 metros de media, pero inexistente en las zonas del eje de dorsal, hasta espesores de 10 km en las zonas que bordean a los continentes. 
  • Nivel 2: Lavas almohadilladas. Basaltos submarinos emitidos en las zonas de dorsal que, al sufrir un rápido enfriamiento, ofrecen superficies lisas y semiesféricas. 
  • Nivel 3: Diques Basálticos. Son de composición similar a las lavas almohadilladas y están solidificados en forma de diques verticales. Cada dique tiene un antiguo conducto por donde se emitía la lava que formó el nivel anterior. 
  • Nivel 4: Gabros. Representa material solidificado en la cámara magmática existente bajo la zona de dorsal. Este material solidificado alimentó los dos niveles anteriores. 
En la isla de La Palma, concretamente en el barranco de las Angustias adyacente al Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, se puede caminar por lo que era el fondo del mar de hace unos 4 millones de años, con sus magníficas lavas almohadilladas y filones o diques basálticos.
Un descanso en el camino

Lavas almohadilladas
Dique basáltico con pequeña disyunción columnar
En caso de lluvia o pronósticos de lluvia hay que renunciar a la excursión por el Barranco o la Caldera, porque la lluvia trae consigo muchos peligros, p.ej. desprendimiento de piedras. Además, si llueve mucho, el arroyo del barranco se convertirá en un torrente caudaloso e incalculable dentro de pocos minutos.

Durante los meses de invierno, habrá que renunciar completamente a una excursión por el Barranco de las Angustias, ya que el arroyo suele llevar mucha más agua que en el verano, apenas hay camino. Además, puede haber nieblas y las diferencias de temperatura entre la costa (20° grados) y las cumbres de la Caldera (a veces 0° grados) pueden llegar a ser extremas y no resultan agradables para caminar.

8.10.11

La isostasia y reajustes isostáticos

Según la inevitable wikipedia:
 La isostasia es la condición de equilibrio que presenta la superficie terrestre debido a la diferencia de densidad de sus partes. Se resuelve en movimientos verticales (epirogénicos) muy lentos y está fundamentada en el principio de Arquímedes. Fue enunciada como principio a finales del siglo XIX.

El equilibrio isostático puede romperse por un movimiento tectónico o el deshielo de una capa de hielo. La isostasia es fundamental para el relieve de la Tierra. Los continentes son menos densos que el manto, y también que la corteza oceánica. Cuando la corteza continental se pliega acumula gran cantidad de materiales en una región concreta. Terminado el ascenso, comienza la erosión. Los materiales se depositan, a la larga, fuera de la cadena montañosa, con lo que ésta pierde peso y volumen. Las raíces ascienden para compensar esta pérdida dejando en superficie los materiales que han estado sometidos a un mayor proceso metamórfico.

2.10.11

El imán gigantesco

Han pasado 411 años desde que "De Magnete" de William Gilbert apareció por vez primera, el primer estudio sistemático del magnetismo y de la electricidad. A Gilbert le debemos la noción (ahora sabida) de que la propiedad misteriosa de la aguja de la brújula de apuntar hacia el norte proviene del hecho de que la propia Tierra es un enorme imán.





Fuente de la imagen: Biblioteca digital ILCE
Una información exhaustiva sobre el geomagnetismo para profesores y estudiantes puede encontrarse en la siguiente web. Especialmente recomendable para mis alumnos, sobre todo para la comprensión del siguiente tema, es el capítulo sobre las inversiones magnéticas y el movimiento de los continentes.


Clic en la imagen para ver la escala de inversiones magnéticas en los últimos cinco millones de años.



El paleomagnetismo es debido a la presencia de determinados minerales ferrimagnéticos en las rocas. De ellos, el más conocido por vosotros es la magnetita. Para saber más de este mineral os recomiendo el artículo contenido en el blog Cluster de divulgación científica. Mañana, en clase, intentaremos hacer una pequeña experiencia con este mineral y su polaridad, así como la influencia del mismo sobre la brújula.

Especialmente interesante la última parte del artículo sobre los magnetosomas presentes en algunos seres vivos.

El paleomagnetismo y la extensión del fondo oceánico

Paramagnetismo
Unos estudios magnéticos francamente interesantes son los de paleomagnetismo; es decir, el magnetismo remanente de las rocas antiguas de la corteza, sobre todo el de los fondos oceánicos. Esto es debido a que muy pocos minerales son magnéticos: magnetita, hematites, ilmenita, pirrotina, etc. y las rocas en las que se encuentran pueden también transformarse en magnéticas. Cuando alguno de estos minerales se calienta por encima de una temperatura claramente definida, pero que depende del mineral (más de 700ºC para el hierro puro, 360ºC para el níquel, etc.), llamada punto de Curie, el alineamiento común de sus imanes atómicos se destruye y el mineral se vuelve paramagnético.

Las lavas se forman a temperaturas superiores al punto de Curie de sus minerales magnéticos. Como se enfrían pasando por el punto de Curie existe una tendencia a que los minerales se imanten en la dirección del campo presente en aquel momento: magnetismo termorremanente, que indica la dirección y polaridad del campo magnético en el pasado.





De 1963 a 1968 se encontraron datos que apuntaban a que existía una distribución más o menos simétrica de bandas paleomagnéticas a ambos lados del eje de las dorsal atlántica. Estas anomalías fueron explicadas por los geofísicos ingleses F. VINE y D. MATHEWS mediante la creación de corteza oceánica hacia ambos lados del eje de las dorsales, combinada con el fenómeno de las inversiones aperiódicas del campo magnético terrestre.

Así, las rocas generadas durante un periodo de polaridad normal (N) se magnetizaban en la misma dirección del campo magnético actual (anomalía positiva), mientras que las rocas originadas en un periodo de polaridad invertida (I) eran magnetizadas en dirección opuesta al actual: anomalía negativa.


Mediante los datos paleomagnéticos se ha calculado que la velocidad media de apertura del océano Atlántico es de 1’5-2 cm/año y flanco, mientras que en el océano Pacífico es de 4’5-5 cm/año y flanco. Estas velocidades varían a lo largo del tiempo y no son uniformes en toda la dorsal, ni en ambos lados de la misma.
Related Posts with Thumbnails