28.3.10

¿Una especie humana nueva?

Hace unos días, antes de las vacaciones de Semana Santa, hemos hablado en clase del concepto (tan polémico) de especie, el mecanismo clásico de especiación y los criterios naturales de clasificación, incluidos los genómicos, basados en la búsqueda de relaciones de parentesco evolutivo entre las especies. Al hilo de estas explicaciones nos viene muy bien leer el artículo del diario Público sobre nuevas pruebas genéticas de anteriores homínidos. Según el citado artículo:

"Un fósil del tamaño de un botón puso en el mapa una especie humana desconocida que vivió hace 40.000 años, muy cerca de humanos modernos y neandertales. Los datos se desprenden de su ADN mitocondrial, el que legan las madres a los hijos. El análisis hubiera sido impensable hace un par de décadas y se trata sólo del prólogo de esta nueva historia de la evolución humana, pues este año se publicará el genoma completo del neandertal y también el de la nueva y misteriosa especie, apodada Mujer X".

Los nuevos genomas podrán dar respuesta a las grandes preguntas que obsesionan a los científicos. ¿Se cruzaron las diferentes especies humanas? ¿Tuvieron descendencia? ¿Hay aún rastros genéticos de neandertales o humanos más arcaicos en los genes de poblaciones actuales? Milford H. Wolpoff, un paleontólogo de la Universidad de Michigan (EEUU), cree que hubo mezcla y que, por lo tanto, neandertales, humanos y el nuevo linaje de la Mujer X forman parte, en realidad, de la misma gran especie.

Los últimos rastros de Homo antecessor en Atapuerca son de hace unos 900.000 años, 100.000 después de que el linaje de la Mujer X se separase del de los humanos modernos. Sus descendientes podrían haber sobrevivido hasta hace 40.000 años, cuando los investigadores calculan que compartió los montes Altai del sur de Siberia con sapiens y neandertales.

El estudio sobre la ‘Mujer X’ ha sido el primero que sugiere una nueva especie humana con datos genéticos y no morfológicos, es decir, la forma y tamaño de un fósil. Los expertos en el campo no se ponen de acuerdo de si esto es posible. En realidad, el concepto de especie se creó para cosas vivas. Cuando dos seres no pueden procrear y tener descendencia fértil, son especies diferentes. Ni siquiera esto es satisfactorio, señala Johannes Krause, uno de los investigadores del Instituto Max Planck de Alemania que ha analizado el ADN de la supuesta nueva especie. “Un chimpancé y un bonobo pueden tener hijos fértiles y les separan dos millones de años de evolución”, señala. Para algunos, los nuevos genomas de neandertales y de la ‘Mujer X’ demostrarán que son en realidad la misma especie. “Hace 100 años se miraba a las diferentes razas como si fueran especies diferentes”, comenta Milford Wolpoff. “No deberíamos cometer el mismo error con los fósiles”, añade.

19.3.10

Vídeos sobre el origen de la vida

Como ya comenté en clase, el origen atmosférico de la vida es muy polémico y la atmósfera prebiológica de la Tierra no era tan reductora, ni con la composición que suponía la teoría de Oparin (vídeo con subtítulos en portugués), a pesar del experimento de Miller que "demostraba" la posible validez de dicha teoría. Como habéis pedido hacer la experiencia en el laboratorio y ya sabéis que el cometido es imposible con nuestros medios (¡Lo siento, Lucía y demás compañeros!), os pongo como consuelo el vídeo en Youtube:



En este segundo vídeo (aunque le sobren varios minutos de introducción) se puede ver mejor toda la parafernalia que hay que montar para recrear el experimento de Miller, espero que se entienda fácilmente porque no lo hacemos en el instituto.

16.3.10

Del medio acuático al terrestre

La evolución biológica de los grandes grupos de vertebrados está más o menos clara: Los primeros en surgir fueron los Peces (¿durante el Cámbrico?), posteriormente surgieron los primeros Anfibios (hace unos 400 Ma) y hace 300 Ma un grupo de anfibios coloniza el medio terrestre y da lugar a los Reptiles. De éstos surgirían después (durante el Triásico) por un lado los Mamíferos y, por otro lado, a partir de antepasados saurisquios, las Aves durante el Jurásico.

evolución de vertebrados
Hace unos días, se ha presentado un fósil nuevo de anfibio terrestre de hace 300 Ma, el Fedexia striegeli, que "era como una salamandra gigante de más de medio metro", explica David S. Berman, uno de los expertos que han analizado el fósil. Es el tercer fósil anfibio de estas características que se halla en el mundo. Lo encontró el profesor de instituto Adam Striegel en un terreno perteneciente a la empresa de paquetería FedEx, de ahí el nombre del fósil.

Tenía grandes dientes capaces de desmembrar a los insectos gigantes que componían su dieta junto a otros anfibios más pequeños, explica Berman. La forma de su cráneo y la posición de sus ojos se parece al de otros depredadores terrestres y le separa de anfibios parecidos a los cocodrilos que vivían en el agua. Aunque los ancestros del Fedexia originaron los anfibios actuales, su linaje se extinguió. Fue uno de los primeros en abandonar el agua, a la que sólo entraba para aparearse y poner sus huevos. Unos 20 millones de años después, el clima de la Tierra se volvió más cálido y seco y los océanos se retiraron. Esto empujó a muchas más especies de anfibios a seguir el camino abierto por el Fedexia.

10.3.10

El árbol de la vida

Interesante animación sobre el origen y evolución de los seres vivos, así como de las relaciones filogenéticas entre los cinco reinos de la Naturaleza.

5.3.10

Se reafirma la hipótesis del impacto meteorítico

Uno de los contenidos del tema que estamos estudiando (concretamente, el apartado 4.8) es el de las grandes extinciones biológicas que han ocurrido a lo largo de la historia de la Tierra.

Quizá la extinción más conocida es la finicretácica (también llamada límite K/T), que acabó con la mitad de todas las especies de la Tierra incluyendo a los dinosaurios hace aproximadamente 65 millones de años. Hasta ahora se siguen manejando dos hipótesis sobre su origen, la llamada hipótesis del Impacto (choque de un asteroide con la superficie del planeta) y, por otra parte, la producida por la actividad volcánica registrada en la región india del Decán antes del suceso, lo que provocó un enfriamiento de la atmósfera y la consecuente lluvia ácida a escala global, que habría acabado con la mayoría de las especies animales de aquel momento.

Los registros geológicos demuestran que el evento que generó la extinción destrozó el ecosistema marino y terrestre rápidamente, lo que supone que el impacto del asteroide es la única explicación plausible de la pérdida zoológica. Es la conclusión que publica hoy en Science un panel de 41 expertos de todo el mundo, incluyendo a tres españoles del Instituto Universitario de Investigación de Ciencias Ambientales de Aragón (IUCA).

La investigación de Science aporta, además, datos sobre la colisión del asteroide, que chocó contra la Tierra en Chicxulub, Yucatán (México). El asteroide, de alrededor de 15 kilómetros de ancho, impactó a la Tierra con una fuerza 1.000 millones de veces más potente que la bomba atómica que se lanzó sobre Hiroshima (Japón) en 1945. La colisión del asteroide introdujo material a gran velocidad en la atmósfera, lo que desencadenó una serie de eventos que implicaron que en todo el mundo se hiciera invierno, lo que supuso la aniquilación de muchísimas especies animales en cuestión de días.

Leído en publico.es
Related Posts with Thumbnails